INSTRUCCIONES

1. La primera vez que se encienda la vela dejar consumir unas 4 horas.

2. Limpiar la mecha y cortarla a medio centímetro cada vez que se vuelva a encender para que no humee.

3. Para evitar que la cera se consuma en forma de túnel, mantener siempre la vela encendida el tiempo suficiente como para que la cera se derrita y se extienda hasta el borde de cristal.

4. Asegurarse al encender la vela que haya un espacio libre de unos 60cm por encima de la llama y colocarla fuera de corrientes de aire o de aparatos de calefacción para que queme de manera vertical.

5. La presencia de grumos y que el vaso se quede manchado de cera al consumirse es completamente normal en velas 100% vegetales, libres de parafina.

6. La generosa proporción de aceite de fragancia que contiene puede provocar decoloración y pequeñas burbujas de aire en la cera, pero esto no afecta al aroma de la vela ni a su vida útil.

7. No quemar la vela hasta la base.

8. Por razones de seguridad, nunca dejar una vela encendida sin vigilancia.

9. Por último, limpia el envase y dale una segunda vida.